FUSIÓN DE SOCIEDADES

“2+2=5”

En matemáticas siempre 2+2 es igual a 4, es más, dicen que es lo único imposible para Dios, que 2+2 no sean 4, por ilógico. Pero lo que es imposible para Dios es posible para el empresario, dado que en las fusiones no siempre la suma de los capitales debe ser una mera operación aritmética.

Una sociedad “A” con un capital social de 30000€ y otra “B” con 200000€ generan una sociedad “C” nueva o una “AB” por absorción de las que resulta obviamente un capital total de 230000€; y ello repercutirá en el valor patrimonial neto de la mercantil resultante.

Pues bien, si la causa económica está bien fundada para evitar la pérdida de la neutralidad fiscal y sus gravosas consecuencias, podremos demostrar que el nuevo valor patrimonial es, por ejemplo, de 350000€, con el consiguiente beneficio financiero y de credibilidad/potencia empresarial para acometer nuevos proyectos.

Para ello habremos de demostrar y conservar argumentación sobre las sinergias que en el empleo, mercados nuevos, eficiencia productiva, etc. que la modificación estructural generare tras la fusión.

Departamento Mercantil

ICCE CONSULTING

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *